El informe del Comité de los Derechos del Niño de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para la Argentina menciona la preocupación por “el creciente número de casos de suicidio y lesiones autoinfligidas, particularmente entre los niños”, recomendando por lo tanto “realizar una evaluación completa de la magnitud y las causas del suicidio con el objetivo de adoptar una política de prevención”